Estimulación Visual y Contrastes en bebés recién nacidos

Hay estudios acerca del cerebro del niño que demuestran que el ambiente influye en el desarrollo saludable del niño. La cantidad de estimulación que tiene influye en las conexiones cerebrales que se crean. La repetición constante ayuda a fortalecer estas conexiones.


Esta etapa solo ocurre una vez en la vida. Por naturaleza los bebés y niños tienen el deseo de aprender, curiosidad a explorar, observar rostros y comportamientos. Como cuidadores tenemos la oportunidad y capacidad de influir en formar en el cerebro este proceso.


No se requiere de mucho profesionalismo, sino de estar informados y conscientes de las actividades que aportan como: explorar, responder, canciones, sentir y tacto, leer libros, etc.


Otros estudios demuestran que la vista es de los sentidos más primitivos al nacer, es decir que requiere de mayor práctica para desarrollarse. Su vista comienza siendo algo borrosa y usualmente el primer objeto de atención es la cara de su madre. Esta además de tener ligeros contrastes para su percepción, también emite sonido lo cual le llama la atención. Sin embargo, puede llegar a ciclarse cuando no lo atiendes o no estás cerca.


El bebé es capaz de observar a distancia de unos 30 cm y prestar atención a contrastes blanco y negros. Posteriormente va evolucionando a ciertos colores primarios y figuras.


Algunas características por meses son:

0-3 meses: No ven con claridad colores. Pero los contrastes de blanco y negro ayudan a fortalecer su enfoque visual.

6-9 meses: los patrones empiezan a tomar figuras creando imágenes.

9-12 meses: la percepción de profundidad se desarrolla.


Existen muchas maneras de aportar a su estimulación visual. Cuando hablamos de tarjetas u otros materiales con contrastes no solo se trata de que lo vean y liso. Sino que tengan detalles, colores que contrastan y figuras muy concretas como círculos, rayas, diferentes texturas, etc. Recuerda que ellos están desarrollando al mismo tiempo su cognición con todo lo que se les presente. Motivarlos y guialos, tú eres su primer maestro.


Algunos materiales que te pueden servir: tarjetas de contrastes, libros de contrastes, móviles, juguetes de figuras, material sensorial, jugar con luz y espejos.




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo